DOS IMAGENES RESCATADAS POR 30 MONEDAS








    EL SANTO CRISTO RESCATADO Y 
EL CRISTO DE MEDINACELLI


       Son muchas las leyendas e historias parecidas que se corean en lugares geográficos muy distantes, pero todas se fundamentan en una serie de acontecimientos, mitad verídicos y mitad leyenda, basados en la misma historia narrada de manera similar; Un claro ejemplo es la leyenda del Santo Cristo Rescatado de la Iglesia de San felipe Neri; antiguo convento de Trinitarios de la ciudad de Palma de Mallorca y el Cristo de Medinaceli de Madrid, que acontinuacion se relata.



LA ORDEN TRINITARIA REDENTORA DE ESCLAVOS E IMÁGENES RELIGIOSAS



"ES BIEN EVIDENTE Y EN LA EFIGIE ESTA


EL CLAVO Y LA S DE QUIEN PRESO VA"


"EL ESCAPULARIO DEL CUELLO COLGADO


LE PORTA DE SIEMPRE QUIEN FUE RESCATADO"





La cruz de brazos rojo y azul intensos es la cruz trinitaria.


            "Los Trinitarios Descalzos realizaban una admirable labor de mediación en las Redenciones de cautivos y además, mantenían pequeños hospitales-hospicios para atender a los numerosos cautivos que se hallaban en Marruecos.

              Fue la Orden de la Santísima Trinidad (los Trinitarios) la que rescató las imágenes del “Cristo del Rescate y del Cristo de Medinaceli,” de manos moriscas. Esta orden fundada por S. Juan de la Mata y S. Félix Valois, y aprobada por Inocencio III en 1.198, tenía por misión "rescatar" cristianos e imágenes en tierra musulmana, imponiéndoles el escapulario trinitario como señal de haber sido rescatados.




EL SANTO CRISTO RESCATADO




         La Imagen del Santo Cristo es una pequeña talla de unos 60 CMS. De estilo gótico y presenta alguna característica, como la falta de dos dedos de la mano, debido al mal trato recibido; Se encuentra en la iglesia de San Felipe Neri, antiguo convento trinitario desaparecida con la desamortización de Mendizabal en 1935.
       Esta Imagen fue traida a la ciuda de Palma, por el trititario padre Bello quien la deposito en el convento de su orden, antiguamente conocido por el “Sant Esperit”.
      La festividad del Santo Cristo del Rescate se celebra el 1º o 2º domingo del mes de Noviembre.






LA LEYENDA DEL CRISTO RESCATADO



        Cuenta la historia de este Cristo, cuya tradicion a pasado de generación en generacion, que en abril del año 1697, un barco procedente de sicilia que realizaba la travesia de su viaje por el mediterraneo, fue apresado por un barco corsario argelino, encontrandose entre su cargamento esta Sagrada figura de Cristo crucificado, de la cual se apodero un corsario moro, quien un Viernes Santo llego a las ciudad de Argel; Al desembarcar la imagen la ataron con cuerdas, la arrastraron y le escupieron golpeandola con palos hasta el ultimo aliento; Teniendo noticias de ello un fraile trinitario de las injurias a nuestro Redentor, trato de redimir aquella imagen como si fuera uno mas de tantos cautivos, ofreciendole al corsario moro todo lo que pesara en plata, pero al pesarla la imagen, no hizo mas que un real de peso, viendose engañado el moro no acepto el trato hasta que negocio de nuevo,  y el religioso le ofrecio 30 monedas de plata, la misma cantidad que fue vendido Jesus.



EL CRISTO RESCATADO PRESENTE EN LA SEMANA DE PALMA EN LA PROCESION DEL LUNES SANTO





          Los organizadores de esta procesión, debatían la imagen que presidiría dicha procesión, siendo la cofradía de La Juventud oratoriana la que ofreció la imagen del Cristo Rescatado, venerada desde 1697, en la iglesia de san Felipe Neri, siendo aceptada con mucho entusiasmo por parte del comité de cofradías y como del delegado Episcopal el muy Ilustre Sr. Juan Ensenyat.

        .El día 7 de abril de 1952, fue acompañada la imagen del Cristo Rescatado, hasta la iglesia de lo P.P. Capuchinos, acompañada por la cofradía de la Juventud Oratoriana, para presidir por vez primera la nueva procesión

         En el año 1954, se estreno un himno-marcha, en honor del Santo Cristo rescatado, obra del maestro, Francisco de Paula Baell, e instrumentado por el músico Joaquín Portas.
  
        El 7 de abril de 1957, fue bendecido por el muy Ilustre Sr. Juan Ensenyat, un nuevo templete procesional, para portar la imagen del Santo Cristo, siendo este el que portaba hasta hace unos años la imagen del paso Coronado de Espinas.

        En el año 1951, la Junta general de cofradías decide acordar a propuesta de las cofradías que participan en la procesión del Lunes Santo, dar a esta procesión el nombre del “Santo Cristo Rescatado”, sustituyendo el de procesión de La oración.

         En el año 1952, empezó a celebrarse la procesión de La Oración, que discurría en la noche del Lunes Santo por la parte alta de la ciudad, siendo la salida desde la iglesia de los padres capuchinos, y el final de la procesion en la Iglesia de San Felipe Neri, iglesias de las cofradías de la Juventud Antoniana y juventud Oratoriana respectivamente. Participando las cofradías de la Soledad, recién estrenada, siendo su primera aparición en los desfiles en el año 1957, Ntra. Sra. del remedio del Molinar, Obra Redentora de la Merced, San Isidoro del Liceo Español, Cartujos, Juventud Antoniana y juventud Oratoriana.

          En la procesión del año 1957, participaban las cofradías de la Soledad, recién estrenada, siendo su primera aparición en los desfiles, Ntra. Sra. del remedio del Molinar, Obra Redentora de la Merced, San Isidoro del Liceo Español, Cartujos, Juventud Antoniana y juventud Oratoriana.









El CRISTO DE MEDINACELI






La imagen del Cristo de Medinaceli es de la primera mitad del siglo XVII, con 1,73 metros de altura. Fue tallada en Sevilla, lo que explica que su iconografía es la correspondiente a los Cristos llamados "de la Sentencia". Fue llevada por los HH. MM. Capuchinos a la plaza fuerte de Mámora (Marruecos), para culto de los soldados españoles.















VARIAS LEYENDAS RELACIONADAS CON ESTE HECHO



El día 30 de abril de 1681, Mámora cayó en manos de Musley Ismael y su ejército y la imagen del Nazareno fue también capturada y llevada a Mequínez. La historia atestigua por orden expresa del Rey Muley que la imagen fue arrastrada por las calles de Mequinez en señal de odio contra la religión cristiana y hasta algunos aseguran que, como si se tratara de carne humana, fue arrojada a los mismos leones; Fue vista por el Padre de la Orden de la Santísima Trinidad, Fray Pedro de los Ángeles, quien, arriesgando su vida y presentándose ante el mismo rey, solicitó el rescate de la imagen como si se tratara de un ser vivo.

Se dice que el rey le permitió al padre trinitario custodiar la imagen, hasta que reuniera el dinero para su rescate, amenazándole que, de no hacerlo así, lo quemaría a él y a la imagen. El Padre General de la Orden mandó a los Padres Miguel de Jesús, Juan de la Visitación y Martín de la Resurrección que se encargaran de servir de mediadores en la solución del problema y estos lograron convencer al rey Muley de que tasara el rescate de la imagen pagando su peso en oro. La leyenda asegura que la balanza se equilibró exactamente cuando se acumularon treinta monedas. Una y otra vez efectuada esta operación, el resultado fue siempre idéntico, con lo que el recuerdo del episodio evangélico en el que Cristo mismo apareció valorado en esas 30 monedas resultaba milagroso.



El relato de don Francisco de Sandoval y Roxas



Leyenda o no, el caso es que hay un relato de D. Francisco de Sandoval y Roxas, que junto con D. Antonio Correa-Hidalgo, natural de Ceuta, el capitán de infantería D. Domingo Grande de los Coelos y D. Lucas de Zuñiga se comprometieron a aportar el dinero para el rescate; que no fue solo para la imagen del Cristo de Medinaceli, sino para 16 otras imágenes además, las cuales se embalaron y enviaron a Tetuán, y de allí a Ceuta, donde tuvieron entrada en procesión con una gran multitud de fieles el 28 de Enero de 1682, llevándolas al Real Convento de los Padres Trinitarios Descalzos. Consta que la primera advocación popular con la que fue invocada la imagen del Cristo tras los sucesos de Mequínez fue la de "Jesús del Rescate". Después de una breve estancia en Ceuta, la imagen es trasladada a Gibraltar, de allí a Sevilla pasando luego a Madrid en Agosto de 1682.



"El Redentor Redimido. Jesús Nazareno rescatado del poder de los moros"



Esta otra leyenda, según la cual Jesús Nazareno fue rescatado al precio de su peso en oro o plata. Es conocida aunque en distintas versiones así que aquí ofrecemos también la del manuscrito titulado, "El Redentor Redimido. Jesús Nazareno rescatado del poder de los moros" del religioso trinitario Juan de Jesús María. Obra en verso compuesta en Baeza en 1.776, casi un siglo después de realizada la redención.

De forma resumida:

"Los religiosos ofrecen a Rosaura cinco mil pesos de plata por la imagen. Rosaura, dama del rey Muley, convertida secretamente al cristianismo, manda que se traiga una balanza y se ponga la imagen en un platillo y el dinero en otro, y todo aquello que pesare ha de ser su justa paga.

La pesan y en treinta reales señora ha quedado la balanza. Ante tal milagro, Rosaura les entrega la imagen sin aceptar nada porque a la vista de tal portento de balde habéis de llevarla.”

Esta leyenda la han reproducido casi todos los autores. Algunos hablan de varias balanzas, creyendo que las anteriores eran defectuosas; repitiéndose siempre el mismo prodigio. .

...Indignados los infieles al ver que no podían recibir nada de la venta de la imagen, la arrojaron a una hoguera, de la que salió indemne. Luego la encerraron en un calabozo, pero muy pronto se declaro una epidemia de tal magnitud que aterró a los musulmanes, los cuales, interpretándolo como un castigo, decidieron devolver la imagen a los españoles”.



Traslado y permanencia en Madrid



En 1682 llego la Santa Imagen a Madrid, ya liberada, procesión por Madrid en 1682, cosa que hace el primer viernes del mes de marzo, una fecha que quedará incorporada en adelante a su tradición.

En 1686 concedieron los Duques de Medinaceli de limosna, el solar para construir la capilla para N. P. Jesús Nazareno del Rescate.

En cuanto a su emplazamiento, en 1689 la imagen es depositada en el convento de los Padres Trinitarios Descalzos, bajo el patrocinio de los Duques de Medinaceli de quien recibe el nombre, junto al cual los Duques deciden edificar una capilla ex professo para ella.

Destruido el convento durante la Guerra de la Independencia, -momento en el que el Cristo se traslado al convento de los Capuchinos de San Antonio del Prado-, y con su reconstrucción iniciada, es expropiado con ocasión de la Desamortización en 1836, volviendo a poder de los Duques de Medinaceli en 1845. Cuando en 1890 el que se demuele ahora es el convento de los Capuchinos de San Antonio del Prado, éstos pasan a alojarse en el vacío y antiguo convento de los trinitarios, y con ellos, vuelve la imagen a su emplazamiento original. No sin sufrir todavía algún nuevo avatar, ya que en 1922, el convento, que amenaza ruina, se ha de derribar, y en su solar se levanta un templo nuevo que es aquél en el que hoy día veneran los madrileños la imagen, en la plaza de Jesús, 2, de Madrid.




El 1 de septiembre de 1973, el Papa Pablo VI eleva la nueva iglesia a basílica menor






Pero aún habían de afrontar la Guerra Civil. En la noche del 17 de julio 1936 los frailes ocultaron la imagen en una caja de madera, y envuelta en sábanas, en los sótanos del convento. Alojándose en el mismo un batallón republicano, para mitigar el frío del invierno madrileño que allí padecían sus tropas, al buscar unas tablas para calentarse se encontraron con la caja que contenía el Cristo de Medinaceli. El jefe del batallón entregó la imagen a la Junta del Tesoro, que la trasladó a Valencia. En marzo de 1938 fue traslada a Barcelona y después a la ciudad suiza de Ginebra. Cuando terminó la guerra, el 10 de mayo de 1939 la Santa Imagen volvió en Madrid.

.

LA IMAGEN DE JESUS CAUTIVO Y SU DEVOCION



        Lo importante de todo esto es que la imagen ha contado con mucha devoción a traves de la historia, y la expansión de la iconografía de esta imagen se debe a que la Orden Trinitaria que se dedicaba a la redención de cautivos, dispuso que una imagen de este modelo iconográfico se expusiera al culto en todos los conventos trinitarios, extendiéndose esta iconografía por toda la geografía española e hispanoamericana.



LA IMAGEN DE JESUS CAUTIVO EN PALMA DE MALLORCA

 
               Desde el año 1991, se puede venerar la Imagen de Nuestro Padre Jesus Cautivo, en la Iglesia de Nuestra Señora de Montesión, siendo esta Imagen la Titular de la Real Cofradia de Penitentes de Nuestro Padre Jesus Nazareno, fundada en el año 1930.



















Bibliografia



N. P. Jesús Nazareno o El Cristo de Medinaceli. Origen-Historia- Devoción-Culto, del Padre Buenaventura de Carrocera. Capuchino.



- Historia del Cristo de Medinaceli, de Fray Domingo Fernández Villa. Editorial Everest, S. A.



- La Imagen y cofradía de Nuestro Padre Jesús Cautivo y Rescatado: El Medinaceli de Ceuta. José Luis Gómez Barceló. Ponencia presentada en el primer Congreso Cofradías del Medinaceli.



No hay comentarios:

Publicar un comentario